La huerta

2018

Intervención en la casa Cuervo Urisarri (La Candelaria, Bogotá) con el colectivo Arte y su espacio, acompañando la exposición Dos por Uno -parejas de retratos en Colombia.

Instituto Caro y Cuervo

                En medio del solar donde hoy hay una fuente instalada en el año 2012, hubo una huerta en la casa que habitaron los Rufino Cuervo Barreto y María Francisca Urisarri Tordecillas. Se interviene la fuente con la intención de sustraerla conceptualmente del espacio metiéndola en una especie de urna de cristal, para evocar en dibujo aquella huerta que ocasionalmente motivó hilos de comunicación epistolar entre los esposos mencionados, ya que Cuervo Barreto permanecía en el viejo continente la mayor parte del tiempo. La correspondencia entre los citados esposos da cuenta del envío de semillas y las instrucciones para plantarlas .

  

                 En una descripción que se hace de las casas en Santafé a fines del siglo XVIII y comienzos del siglo XIX se describe una huerta de la siguiente manera: " ... está casi cubierta de malva, de ortiga y lenguevaca y algunos surcos de hortalizas y cebollas al lado de la floreada manzanilla, la aromática yerbabuena, las turmas y el poleo; en el corral de las gallinas las chisguas para vestir tamales, un cerezo lleno de churrusco y las paredes cubiertas por un churumo trepador y un granadino". (Ortega, 1990, p413)

 © 2020 by Blanca Botero  

drawing - installation - photography